Como Enseñar A Mi Perro A Reconocer Su Nombre

Enséñale su nombre con amor

Desde los primeros meses de vida comenzamos a asimilar los primeros códigos de lenguaje y reconocimos la diferencia entre una cara disgustada a una cara de alegría, entre un tono de voz de ternura a un tono de voz de furia, luego cuando empezamos a aprender las primeras palabras, distinguimos el gesto, la mirada y la expresión corporal cada que nos decían “hola”, observamos que los labios se estiran y al mismo tiempo se cierran un poco y después se abre casi totalmente  cuando nos dicen “hola” y entendimos el sonido de “hola” como una palabra que implica una acción de actitud cordial por parte de alguna persona cuando nos quiere saludar, luego a los dos o tres años de edad empezamos a ser muy preguntones para saber que querían decir esas palabras nuevas que no van acompañadas de expresión corporal y aprendimos su significado y todo esto requirió de tiempo y paciencia por parte de nuestros padres o tutores; bueno, muy similar sucede cuando queremos que nuestra mascota aprenda cuál es su nombre, según investigaciones científicas se dice que un perro adulto tiene una conciencia equivalente a la de un bebé de entre 2 años a 4 años, aunque hay unos perros que adquieren habilidades de protección o de servicio a los humanos  o algunas mascotas son acróbatas y deportistas, esto requiere de entrenamiento y dedicación, entonces para que su mascota aprenda palabras tiene que involucrar técnicas de repetición, persuasión, disciplina, juegos y mucho amor.

Lo primero que hay que hacer es aprender a captar la atención de tu perro y después enseñar obediencia para que tu mascota responda asertivamente a las diferentes situaciones. Cuando estés pensando en el nombre de tu mascota recuerda que sea corto de fácil pronunciación y recordación y que te guste mucho.

Con cariño y paciencia 

Cuando tengamos el nombre perfecto, entonces vamos a empezar con llamar la atención y buscar la forma de que empiece a crear la conducta de voltear a mirar a nuestros ojos al decir su nombre, esto después se debe volver un hábito, pero como son las primeras veces necesitamos motivarlos por medio de estímulos, es muy frecuente utilizar la comida ya que sus súper olfatos les da la orden de hacer lo que sea por el manjar que tenemos en nuestras manos, si creamos un ejercicio que sea repetitivo la mascota entenderá que cada vez que escuche x sonido, debe mirar a los ojos a su dueñ@.

john jara guionista

Una de las formas de llamar su atención por medio de la comida es mostrarle algo muy delicioso con la mano, que tu mascota lo vea y lo huela, cuando muestre interés, cierras la mano y tu mascota intentará que tú le des lo que le mostraste, te mostrará con su pata que quiere lo que llevas en tus manos, tal vez te lamerá la mano para hacerse entender mejor, pero tu debes mantener la mano cerrada y firme al alcance de él, cuando notes que ya tu mascota está resignada y que ya no insiste más, entonces le dices su nombre, claro y no tan rápido, y en ese instante te va a mirar, cuando lo haga tu debes felicitar a tu mascota por atender al nombre, le haces entender cuál es su nuevo nombre, lo repites mirando a los ojos a tu mascota y le das su premio.

Repite esto de forma desprevenida, para que tu mascota asimile que en cualquier momento que escuche el sonido clave debe estar atento por que viene algo delicioso.

Sin presión, ni afán, estos generan stres y el resultado será contrario

 Si haces el ejercicio y no te mira, no le des el premio, llegará el momento en que entenderá, no seas intenso con el ejercicio, que no sienta presiones, ni fuerza,  inténtalo en momentos de juego, en un lugar que sea tranquilo y libre de posibles distracciones para que tu perro se concentre mejor, este ejercicio puede repetirse de 10 a 40 veces, paciencia.

john jara publicista

Luego de que le repitas este ejercicio unas cuantas veces y el perro comience a captar el juego, entonces intenta aumentar el tiempo en que tu mascota te debe seguir la mirada cuando pronuncies su nombre, entonces nuevamente lo estimulas con la comida, le muestras, cierras la mano, pronuncias su nombre, si tu perro te mira espera unos 3 segundos, repites su nombre, y le das el premio y siempre felicita y acarícialo por su buena disposición, en seguida puedes aumentarle el grado de dificultad.

john jara redactor 1

cuándo nuestra mascota sea capaz de responder al nombre con la técnica de la golosina para que nos preste atención, entonces vamos a probar que también responda a su nombre aun cuando nos estamos moviendo o cuando no estamos tan cerca.

Muy despacio vas dando distancia a tu mascota cada vez que hagas este ejercicio, primero un paso, luego dos pasos más lejos y así vas graduando la distancia con la respuesta que va generando tu mascota y veras que poco a poco vas prolongando la atención de tu mascota al decirle su nombre, recuerda, si mantiene la mirada mientras estas caminando y guardando la golosina entonces merece su premio que es la golosina con caricias y bonitas palabras.

tenga preguntas

Después de unos 7 u 8 días de practicar, sea donde sea que estemos con el perro, debemos acordarnos de practicar el ejercicio del llamado, así no tengamos un premio para darle, porque debe responder con mucha atención en cualquier circunstancia, esto es por su seguridad y nuestra tranquilidad y además el perro debe aprender a diferenciar el tono del llamado del tono que utilizamos cuando hizo algo mal y merece un castigo, por eso recomiendo que cuando el perro este haciendo algo indebido se le diga la palabra “NO” la mayoría de las personas gritan el nombre del perro, lo que puede causar que a la próxima vez que pronuncies su nombre el perro va a creer que lo estas regañando y lo vas a castigar, entonces creamos en nuestra mascota una confusión, en la que estamos pronunciando un sonido que el perro no va a saber si lo estas llamando o lo estas castigando, el nombre es solo para el llamado.

john jara productor

Cuando saques a tu perro con el collar puedes dejar que se distraiga, dale distancia y pronuncias su  nombre, él debe voltear a mirar inmediatamente, si no sucede, entonces volvemos a llamarlo y al mismo tiempo halamos el collar suavemente haciéndole saber que le estamos hablando, también puedes jugar con tu perro cuando estés en casa y no te vea, entonces grita su nombre y escóndete, a la mayoría de los perros les gusta mucho jugar a las escondidas.

Deja un Comentario