Descubre Como Adiestrar Un Labrador Retriever

Como mejorar la amistad con tu retriever

Los perros son para darnos compañía, para ayudarnos cuando nos encontramos bajo algunas condiciones de discapacidad, para rescatar víctimas de desastres naturales, para ayudar a encontrar explosivos, para divertirnos, darnos protección, en fín son seres muy especiales que existen para entregar lealtad, pero hay una raza que hace todas las anteriores actividades anteriormente mencionadas y es precisamente el labrador retriever, uno de los perros más inteligentes de todos, que son usualmente destacados en campeonatos de retos y obstáculos, son particularmente parecidos a los pastores que también son sumamente hábiles, pero a diferencia de estos, el Labrador retriever es un perro increíble para cualquier familia, muy rápidamente aprende lo que le enseñes y entiende con facilidad  que está bien y que está mal.

john jara redactor

Hay muy pocas cosas en el mundo más tierno que un labrador retriever cachorro al igual que hay pocos juegos más divertidos que compartir en el agua con tu perro retriever; esta raza ofrece muchos beneficios, pero así mismo exige algunas atenciones como retribución, como por ejemplo que tiene que salir todos los días, es una raza en extremo activa, necesitan jugar muchísimo,  si tienes niños en casa es la oportunidad de que jueguen en el parque.

Haz de un entrenamiento un momento divertido

Si deseas aprovechar todos los talentos de un labrador retriever te recomiendo que comiences a acostumbrarlo a un hábito de entrenamiento desde que está muy pequeño, después del mes y medio de edad puedes comenzar con un entrenamiento muy simple como enseñarle a manejar su mordida con diferentes juguetes en diferentes texturas, también se le puede enseñar a controlar  la fuerza de la mordida, lo puedes exponer a una interacción social y con otros perros siempre y cuando esté vacunado, estos espacios ayudarán a que se conozcan mutuamente, el cachorro empieza a desarrollar su personalidad y es el momento para lograr un vínculo emocional  con tu mascota ya que es un pre requisito para que el perro se enamore y te siga en todo.

Com0 deben hacer sus  necesidades

Desde que son cachorros  empiezan a comprender como deben hacer sus necesidades; colócales un material muy absorbente , puede ser hojas de periódico cerca pero no tan cerca  ya que por naturaleza  a los perros no les gusta hacer sus necesidades junto al lugar donde duermen y comen, cuando el cachorro haga pipí por fuera del sitio adecuado, le haces saber que está mal, puede ser con un firme “NO”, le muestras lo que ha hecho, le hablas, lo regañas y colocas al cachorro sobre el papel, si no ha hecho nada entonces motívalo a que utilice este espacio, puedes colocarle una golosina en una esquina limpia del papel después de cada comida y estas pendiente que haga pipí o popó sobre el papel, cuando el cachorro obedezca y logre entender, es cuando debes felicitarlo y escoge una palabra para que entienda porque lo felicitas, esta palabra es la misma que tienes que utilizar con el “NO” cuando haga pipí en el lugar que no es, ejemplo: “¡pipí no!” o “¡chichí no!”, la golosina puede ser cualquiera menos derivados de la leche de vaca y nunca le ofrezcas chocolates.

john jara productor

Luego de los 4 meses puedes colocarle el collar y eliges tres momentos del día o mínimo dos para sacarlo a la calle y lo acostumbras a hacer sus necesidades cada vez que lo sacas al parque o a caminar, preferiblemente a la misma hora todos los días, igualmente lo felicitas cuando tu perro entienda que ahora debe hacer pipí o popó fuera de casa; por supuesto es responsabilidad tuya de recoger todos sus desechos.

Equilibra su ansiedad por la comida

Intenta establecer horarios de comidas, cuando son cachorros es conveniente darles la comida 3 veces por día pero cuando ya es adulto bájale a dos porciones por día, cuando tu cachorro ya empiece a comer el concentrado,  no le permitas que se abalance hacia el plato cuando aún no terminas de servirle la comida, lo que debes hacer es enseñarle a esperar, entonces tomas el plato delante de él, le haces una señal que tu perro debe entender que “espere” puedes hacerlo con la mano antes, durante y después de servirle el concentrado en el plato, mantienes alejado el plato hasta que se calme tu mascota, si vez que está muy excitado o alterado por comer no le coloques el plato, enséñale a obedecer y muéstrale la señal hasta que se quede sentado, luego que se quede tranquilo bajas el plato y le sigues señalando que “espere”, si bajas el plato y el perro se lanza sin tu orden, entonces no sueltes el plato, vuelves y lo levantas e intentas nuevamente el ejercicio hasta que tu cachorro entenderá que debe esperar la orden.

john jara publicista

Con paciencia y sin sermones cualquiera aprende mejor

Mantén la persistencia en las señales y las palabras que utilizas, no las cambies para evitar confusión, no digas ni permitas que nadie lo reprenda mirándolo a la cara diciéndole palabras como por ejemplo; “ hay! mire lo que hizo, perro cochino, hay no se hace eso, si le puse el periódico es para que lo use, sucio¡, puerco¡, cochino¡, eso no se hace¡” , es muy frecuente hablarles como si nos entendieran alguna palabra de la que decimos, ellos entienden por la repetición y el análisis que el perro hace a nuestra expresión corporal, ellos identifican con nuestra expresión facial si lo que decimos es con furia o felicidad, entonces mejor evita estas cantaletas y solo con el ceño fruncido y volumen dices “acá NO” “pipí acá” mientras le muestras el lugar.

Busca palabras cortas

Las palabras, que sean palabras frecuentes que den las reglas de comportamiento, como por ejemplo, “weit” o “espera”, “cam” o “vamos”, “abajo” o “sit”, “arriba” o  “ap”, “quieto”, “no”, entre otros códigos de lenguaje que funcionan mejor si acompañas cada palabra con una señal con la mano.

Con paciencia lograrás entablar una comunicación efectiva con tu retriever, recuerda que son como niños de edad mental de entre 2 a 3 años, son dispersos, activos, curiosos, juguetones, sociables, pero poco a poco sabrás como llegarle y llamar su atención.

john jara guionista

 

Deja un Comentario