Ejercicios De Adiestramiento Para Perros

Conocer a tu mascota es la clave para un efectivo entrenamiento

Para entrenar a nuestros perros no siempre es necesario contratar a un experto adiestrador, nosotros mismos podemos adiestrar a nuestra mascota en la obediencia de conductas básicas que buscamos los humanos, como saber dónde hacer sus necesidades y órdenes de atención para mejorar la convivencia, como dar la mano, sentarse, pararse, pararse en dos patas, esperar sentado, echarse, dar la vuelta; lo importante es dedicarle el tiempo para sacarlo a jugar y correr todos los días para que se mantenga en actitud receptiva a tus órdenes y con tranquilidad te ponga cuidado y no sea muy disperso a la hora de la clase; o sea, si sacas a caminar a tu mascota, al salir de casa estará como loco, saltando, corriendo, oliendo todo y feliz por salir y descubriendo un nuevo día, por lo tanto, no es el momento adecuado para entrenarlo porque tal vez la paciencia no te alcanzará ya que tu perro estará muy distraído, pero si esperas un tiempo después que ya haya caminado o jugado, que se encuentre tranquilo y dispuesto a ponerte cuidado, entonces es el momento para enseñarle; es muy importante ganarte toda la atención del perro por lo tanto enséñale en un lugar donde no tenga muchas distracciones, incluso si es un perro pequeño, dentro de la casa estaria bien para enseñarle algunos truquillos.

Comienza con el entrenamiento después de los tres meses, si tu perro ya es adulto o tiene unos 3 o 4 años, igual puedes empezar su entrenamiento pero se requiere más firmeza y tacto por parte de su amo para controlar a un perro que ya está completamente formado.

Mercadeo John Jara

publicista John Jara

publicidad John Jara

Cualquier raza es apta para aprender y ser entrenados, no importa la edad, lo importante es ser insistente y mantener la recordación del ejercicio diariamente en el perro, por esto es necesario tener tiempo y paciencia todos los días si quieres ver resultados en tu mascota, mínimo dos horas cada día.

consultorias John Jara
En cada entrenamiento es importante fortalecer la socialización del perro con otros perros y con otras personas, por supuesto bajo la supervisión de su manejador, siempre con amor y mucha paciencia.

He tenido varios perros y de las primeras enseñanzas que considero que debemos dar a un perro es indicarle donde hacer sus necesidades; empieza luego del primer mes cuando comienzan a entender palabras y señales, en este caso espera unos cinco o diez minutos después que hayan comido y llámalos al lugar que se ha escogido para que hagan sus necesidades, puede ser un espacio con muchas hojas de periódico juntas, estas hay que cambiarlas todos los días, cuando los llames, utiliza una palabra corta y puntual como Chichí, pipí, popó, caca o algo así y al mismo tiempo señálales el lugar y llama su atención para que ellos mismos se dirijan hacia allá, puedes ayudarte de una golosina o juguete, al mismo tiempo que das golpecitos a las hojas y no te olvides de la voz cariñosa, logra que el cachorro o los cachorros se dirijan hacia la superficie escogida; al principio hay que tener mucha paciencia y tolerar su terquedad y dispersión ya que son cachorros y eso es normal, pero si eres insistente y repetitivo varias veces al día todos los días, rápidamente entenderán que ese es el lugar al que tienen que ir después de comer; cuando el o los cachorros ya obedezcan la instrucción hay que felicitarlos y tal vez merecen una golosina, continua así hasta que ya tenga todas las vacunas y pueda salir a la calle  con su collar o al parque a hacer su popó y pipí, y cuando lo haga felicítalo, consiéntelo, háblale con amor y si quieres motívalo con una golosina y  en cuanto al excremento, su dueño debe recogerlo y botarlo en un lugar apropiado; aun así no le quites los periódicos del lugar acostumbrado hasta que el perro  se acostumbre ahora a aguantarse hasta que lo saques, por eso, dale tres paseos diarios en el mismo horario, si no se respetan esos horarios lo más seguro es que el perro seguirá orinando por toda la casa y en este caso no es culpa del perro.

tenga preguntas

Cuando se entrena al perro hay que mantener contacto visual con él y hay que generar un estímulo para lograr su obediencia, lo mejor es darle una comida que le guste muchísimo,lo que sea rico y dulce, que no sean chocolates, úsalo para la orden de sentarse o echarse o dar la vuelta o levantar su pata; primero el entrenador en posición erguida y con voz firme debe usar una palabra corta para dar la orden, los primeros dias de entrenamiento, se da la orden y hay que ayudar al perro a establecer la posición o movimiento que se solicita, cuando el animal ya esté en la posición, se le da la recompensa y se le felicita, entonces se repite el mismo procedimiento; se da la orden y ayudamos al perro a realizar el movimiento o a quedar en la posición solicitada, luego le damos la recompensa; nuevamente repetimos el ejercicio hasta que el perro haga el movimiento sin necesidad de ayudarle; llegara el momento en que damos la orden y podemos esperar unos segundos a que el perro por sí solo hará el movimiento así se tarde  en responder a la orden, siempre hay que darle su recompensa también usando una palabra clave para felicitarlo. Es muy normal que el perro durante el entrenamiento trate de realizar el movimiento indicado antes de darle la orden con tal de recibir el premio, por lo cual con la repetición todos las ordenes todos los días, el premio y mucho amor, será la única forma de enseñarle adecuadamente y para siempre.

Deja un Comentario